Unión Industrial de Avellaneda

Lunes 11 de Julio de 2016
 /  Institucional

La UIAv. celebró el bicentenario de la independencia

Como acto simbólico la institución plantó 10 árboles en el Camino de Sirga como homenaje a sus presidentes y como gesto de una industria amigable con el medio ambiente


La ribera avellanedense del Riachuelo cuenta, desde el pasado jueves, con 10 nuevos retoños de sauces. Fueron plantados en Carlos Pellegrini 301, en la traza del Camino de Sirga, por el actual Presidente de la Unión Industrial de Avellaneda (UIAv.), el Ingeniero Jorge Matricali, por sus antecesores y por los familiares de dirigentes empresarios ya fallecidos que se desempeñaron en ese cargo. La institución industrial eligió realizar ese acto para adherir a los festejos del Bicentenario de la Independencia de la República Argentina, con una carga simbólica que se proyecta en varias direcciones.

En primer lugar, el acto se propuso iniciar el tricentenario de nuestra Nación con la clara referencia de sembrar hacia el futuro, de proyectar la continuidad de una historia colectiva que comenzó a forjarse el 9 de julio de 1816 en la provincia de Tucumán. Después, apuntó a devolver a la naturaleza parte de lo mucho que ella ha brindado para el desarrollo de las actividades productivas en la zona y erigirse como expresión de una industria amigable con el medioambiente. Y, finalmente, representó una síntesis de la historia de más de tres décadas de la UIAv. de defensa de la producción en el distrito y de trabajo en favor de sus socios, resaltando la figura de quienes, en cada etapa, fueron sus máximos responsables.
Desde la UIAv. entendimos que era importante hacer un acto del Bicentenario que nos dejara una huella acá en Avellaneda y por eso con mi equipo de trabajo, con esta nueva Comisión Directiva, decidimos plantar diez árboles que puedan embellecer este Camino de Sirga, porque Avellaneda está comenzando a mirar al río, lo está recuperando y teníamos que hacer nuestro aporte en el sentido del medioambiente y hacer un puente hacia el futuro con estos árboles, explicó Matricali a los presentes, entre quienes se encontraban representantes del municipio como el Ingeniero Humberto Borsani, Secretario de Producción, Política Ambiental y Empleo; además de integrantes de la comisión directiva participaron autoridades del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Avellaneda; estudiantes y docentes de la Escuela de Educación Técnica N°8 Ángel Gallardo; representantes de Unión X el Riachuelo, el IDEB Avellaneda, el Rotary Club Avellaneda y socios de la UIAv. con sus familias.


También queríamos homenajear a los ex presidentes de nuestra entidad, porque también creemos que es importante tener presentes y recordar nuestras raíces, agregó el Presidente de la Unión Industrial Argentina en relación a el porqué de la elección de diez sauces para plantar. La elección de la especie tiene que ver con su excelente adaptabilidad a ambientes húmedos próximos a cursos de agua. El dirigente más tarde explicó que la medida se coordinó con la administración municipal del intendente, Ingeniero Jorge Ferraresi, quien 
recibió con mucho interés la propuesta.
Matricali es el décimo presidente de la UIAv. Lo precedieron, en orden cronológico, Eduardo Pablo Gibaut, 1982-1984; Dante Geronimi, 1984-1986; Abel Espósito, 1986-1988 / 1988-1990; Higinio Ridolfi, 1990-1992 / 1992-1994 / 1994-1996 / 1996-1998; Jorge Fernández Prieto, 1998-2000 / 2000-2002; Juan Quetglas, 2002-2004; Nilda Brovida, 2004-2006 / 2006-2008; Alberto Santoro, 2008-2010 / 2010-2012; y Federico Cuomo, 2012-2014 / 2014-2016.
Tras las palabras iniciales de Matricali, Nilda Brovida, Higinio Ridolfi, Federico Cuomo y Alberto Santoro tomaron a su turno una pala para plantar el retoño correspondiente. En lugar de los ex presidentes fallecidos, lo hicieron sus familiares. Micaela, nieta de Dante Geronimi, Juan Manuel, hijo de Jorge Fernández Prieto, Aldo y Adrián, hermano e hijo de Abel Espósito que participaron por Eduardo Gibaut.
El festejo se desarrolló en dos partes. Una vez concluida el acto a orillas del Riachuelo, todos los socios presentes, invitados e integrantes de la Comisión Directiva se dirigieron a la sede de la UIAv. Tras unas breves palabras del presidente de la UIAv., se procedió a la entrega de diplomas conmemorativos a los ex presidentes de la entidad y a los familiares de los ya fallecidos. 
Higinio Ridolfi aprovechó para dirigirse a los presentes con una breve reseña de la historia de la UIAv. y destacó la felicidad que me produce vernos a todos juntos aquí. Lo siguió Aldo Espósito, quien destacó que en Avellaneda se realizó la Primera Exposición Internacional del Cuero y eso nos tiene que dar mucho orgullo; la Unión Industrial de Avellaneda logró eso. Hasta entonces, esta muestra se realizaba sólo en Europa. El empresario luego instó a los jóvenes miembros de la UIAv. a participar de la tarea gremial de la entidad y a trabajar fuertemente unidos más allá de las diferencias circunstanciales.

El Ingeniero Borsani, funcionario de Avellaneda, cerró este segmento del acto con elogios para la UIAv. por la iniciativa del plantado de árboles y por la continuidad institucional que demostró la entidad industrial con la referencia a todos los dirigentes que tuvo. He conocido a todos los dirigentes de la UIAv. y es muy elogiable que haya habido una continuidad de esta representatividad, destacó el Secretario de Producción, Política Ambiental y Empleo de la Municipalidad de Avellaneda. 
Al arrancar el acto, todos cantaron el Himno Nacional y luego se sumaron a un brindis por los 200 años de la Independencia nacional. Enseguida se sirvió el tradicional locro patrio y se presentaron los artistas: el Pacha con su charango y su hijo en teclados, y la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Avellaneda se hizo presente con el aporte del cantautor Daniel Bazán, quienes  deleitaron a los presentes con su música .